miércoles, 26 de junio de 2013

Soledad, mi refugio

Foto de mi autoría

   
Soledad, amiga mía
en ti encuentro mi consuelo
para evitarme el desuelo
porque eres mi compañía.

Contigo paso los días
con la mayor indolencia
por no haber en mi presencia
más que horas largas y frías.

Tú eres la compañera
a quien nunca buscaría,
mas te has cruzado en mi vía
y no quiero echarte fuera.

En ti me busco refugio
y te hago mi confidente
con lo que alivio mi mente
sin el menor subterfugio.

Pasando el tiempo contigo,
a falta de otras opciones
se han presentado ocasiones
en que me has dado tu abrigo.

A ti, te estoy agradecido
pero en verdad no te quiero
porque para mí es primero
volver a mi amor perdido.

Yo sé bien que estás ahí
y que no me pides cuentas
pero no quiero tus rentas,
por lo que me lleva a ti.

Tú me aguardas y me acoges
pero también me entristeces
porque son muchas las veces
que hecho trizas, me recoges.
Creada 28.04.2012
Albufeira (Portugal)
Autor-propietario:
José Teodoro Pérez

9 comentarios:

FG dijo...

Cuando la señora o señorita Soledad, se sienta a nuestro lado, no siempre sabemos cómo encajar su compañía, a veces es molesta y no la soportamos, desearíamos tanto mantenerla alejada... En otras ocasiones la sentimos demasiado cercana y acabamos por quererla e incluso echarla de menos. Pero de una forma u otra, sabemos que ella nunca nos falla pues ahí está para cuando más falta nos hace.

Precioso poema, pero más me ha gustado el sentimiento que en él expresas.

Si no me confundo, la foto es de Albufeira en Portugal ¿SI?

Saludos afectuosos!!!

J. Teodoro P. G. dijo...

Este es un tema que he tratado más de una vez y como queda sentado y tú resaltas, cuando la soledad es elegida tiene una cara positiva porque nos permite convivir con nosotros mismos, pensar, crear... ¡Cuánta literatura se ha podido escribir en momentos de aislamiento voluntario, en soledad.
La cara fea de la soledad nos la muestra cuando las circunstancias nos obligan a vernos desprovistos de compañía, de contactos, de conexiones. No, así no es agradable.
Con afecto:
JT.

J. Teodoro P. G. dijo...

Ah, FG, efectivamente esa foto es de Albufeira, tomada desde el paseo marítimo de una playa preciosa.
Feliz jueves. Aquí hace ya casi una semana que tenemos un fortísimo viento de levante.
Encantado:
JT.

Piedad dijo...

Hola, J Teodoro.
Bonitos son los sentimientos que hay en estos versos que buscan el amor perdido, pero también es cierto que a veces nosotros mismos buscamos la compañía de la soledad, porque a su lado también nos sentimos bien y nos ayuda, en ocasiones, a sacar esos sentimientos que permanecen escondidos dentro de nosotros.

Te agradezco tu visita y tus palabras las cuales son aliento y vida para el blog. Últimamente, los ánimos no están todo lo bien que debieran por circunstancias que no vienen al caso, pero que se presentan sin esperarlas. Esas mismas circunstancias me tiene un poco apartada de la rec y de los blogs.
Te dejo saludos cordiales con el deseo de que tengas un feliz verano.

J. Teodoro P. G. dijo...

Hola Piedad. Sabes que eres bien recibida en mi blog. Te agradezco la visita y tu comentario que es muy acorde con mi opinión.
Espero que esas contrariedades que dejas entrever sean solo algo pasajero sin mayor importancia.¡Ánimos!
Con afecto:
José Teodoro.

Conchi dijo...

Qué bonito poema y qué canto a la soledad, esa señora ta temida y tan amada, al mismo tiempo.
Con ella o sin ella, lo importante es que nos encontremos en paz y tranquilos.

Ya estoy de vacaciones, sí, y quiero aprovechar para hacer muchas cosas de ocio que por ahora me ayuda a seguir viviendo con ilusión.

Que disfrutes tú de la playa, aunque con el levante es difícil!

Un abrazo

J. Teodoro P. G. dijo...

Gracias, Conchi por dejarme tu comentario que yo considero muy acertado.
Te deseo unas estupendas vacaciones, porque aunque la profesión se ejerza con vocación, al final de curso se llega con ganas de descanso para liberar tensiones y recuperar fuerzas.
Diviértete.
Con afecto:
José Teodoro

Pastora dijo...

J. Teodoro no se que pasa que los comentarios salen duplicados quise quitar uno y he quitado los dos.

La soledad compañera de sueños y de quimeras, a veces odiada y otras deseada. Amigo escribes muy hermoso

Felicidades.

J. Teodoro P. G. dijo...

Hola Pastora, a veces pasan cosas como esa. Se duplican los envíos o se pierden.

Te agradezco que hayas insistido porque así he podido leer tu comentario.
Llevas razón, la soledad es un refugio agradable cuando la buscamos para vivir experiencias individuales, como para sincerarnos con nosotros mismos. Pero puede ser un enemigo poderoso cuando nos viene impuesta porque nadie nos acompañe, cuando seamos o nos sintamos abandonados.
Me paso por tus bloges que son estupendos. Cuando tengo tiempo te dejo algún comentario.
Gracias a ti.