miércoles, 13 de octubre de 2010

Las palabras dicen y hablan

Este poema se tituló al principio:
"Las palabras tienen cuerpo y alma",
pero me parece más adecuado este otro:



Las palabras,
¡qué hermosas son las palabras,
todas las palabras!

Las palabras tienen cuerpo y alma
y, aunque no posean más materia
que la de unas ondas físicas,
son un sólido puente que se alza
entre las dos orillas
del río de la comunicación
por donde circula el entendimiento
entre quienes escriben y hablan.

Las palabras son como entes,
como los seres existentes
a los que definen y reemplazan.

Las palabras nos vienen de fuera
pero nos salen de dentro
con entidad, con fuerza,
con significado concreto
o dependiente de un contexto.

Las palabras dicen y hablan;
las palabras tienen forma,
poseen estética y son sonoras
como los instrumentos.

Las palabras son las partituras
de la melodía de los conceptos
que guardan entre sus notas
armónicos sonidos
que emanan de los objetos,
de las cosas, de los seres vivos,
de las ideas, de los espacios y los tiempos.

Las palabras son casi orgánicas,
tienen vida, evolucionan,
se transforman, e incluso mueren,
aunque hay palabras claves;
esas siempre permanecen.

Las palabras tienen familias
en donde cada una asume su papel correspondiente,
pero todas se mueven en varios campos
con distinto cometido, en sus acepciones;
son palabras pluriempleadas
que expresan diferentes nociones,
ideas…, a veces, muy distintas.

Las palabras son importantes por sí mismas,
son la base imprescindible de la cultura.

Las palabras acercan a las gentes,
entregándoles su esencia
haciéndolas compañeras
para que con ella se entiendan.

Las palabras son generosas,
recorren toda la Tierra
inundando toda su esfera
de interrogantes y respuestas.

Las palabras son necesarias
para que el mundo diga cómo rueda.

Las palabras tienen el rigor de la ciencia
o la sencillez de una letra;
pueden estructurar leyes enrevesadas
o manifestar emociones tiernas.

Las palabras son los eslabones
de la interminable cadena
con la que las personas expresan
sus inquietudes, sus preocupaciones,
sus descubrimientos, sus ideas,
sus sentimientos, sus proezas,
sus amores, sus promesas…

Las palabras nos representan
la forma precisa y elemental
que a los demás nos acerca
para contactar con ellos
para tenerlos cerca.
J.Teodoro,(27.07.2010), 13.10.2010

2 comentarios:

Félix dijo...

Estupendo torrente de palabras las tuyas construyendo ideas que nos llevan a admirarlas.
Enhorabuena.

Félix.

J. Teodoro P. G. dijo...

Las palabras son casi como las personas, por su perfil. Tienen su propia personalidad.
Gracias Félix.
Saludos cordiales:
JTeodoro