lunes, 27 de mayo de 2013

Haré por verte






Como la fresca brisa
que suaviza las tardes de verano,
para mí es tu sonrisa
cuando tomo tu mano
con el gesto más sencillo y más sano.

Como un grato vergel
para el nómada sediento y cansado
por el desierto cruel,
me es estar a tu lado;
no hay nada que sea más de mi agrado.

Como la primavera
para los poetas y enamorados
es tenerte a mi vera
con los ojos cerrados
mientras beso tus labios sonrosados.

Como un sueño real
que se me hubiera materializado
como un bello ideal
que ya hubiera alcanzado
eres para mí; soy afortunado.

Te amaré mientras viva,
también te amaré después de la muerte
si llegamos Arriba
si tenemos la suerte
de lograrlo; búscame, haré por verte.

José Teodoro Pérez, autor-proietario
20.03.2013

3 comentarios:

J. Teodoro P. G. dijo...

Ana, al final todo queda en un poema
que canta al amor mas sincero.
Gracias por tu visita y por tu estupendo comentario.
Saludos cordiales

FG dijo...

No sé por qué, el comentario que dejé ayer o el jueves noche, no aparece. Por ello me extrañaba no tener respuesta y he vuelto a mirar. Ahora me doy cuenta de que no apareció, por lo cual deduzco que algo hice mal al publicarlo.

En cuanto a este bellísimo poema solamente puedo decir que el amor, está por encima de todo y en la eternidad es posible ese reencuentro yo creo en ello. Siempre es posible.

Feliz fin de semana!!!

J. Teodoro P. G. dijo...

Pero en la Eternidad según las escrituras seremos espíritus puros a los que solo les importa el verdadero amor con total desprendimiento, libres de la pasión que aquí en la tierra donde pisamos, muchas veces nos trae de cabeza.
FG, siento haber tardado en responderte, pero no he podido hacerlo antes.
Muchas gracias por tu visita y tu punto de vista.
Que tengas un feliz fin de semana.
Con afecto:
JT.-