domingo, 24 de mayo de 2009

Chinos en los zapatos

A la sombra de muchas experiencias
que me acompañan permanentemente,
con unas inevitables presencias…,
unas presencias que son trascendentes.

Es mi compañera la soledad
que me acoge sin condición alguna
pero es triste por su propia entidad
por no ofrecer compañía ninguna.

La lejanía de un amor perdido,
un amor grande, sencillo, tirano,
un amor débil y comprometido,
me causa un dolor que en el fondo es sano.

La certeza de una ilusión frustrada
ha metido chinos en mis zapatos
y me ha dejado las plantas peladas
por estarme jodiendo tantos ratos.

El reposo y tratamiento oportunos
me han curado la anemia del amor,
sanando los síntomas importunos
que me habían demacrado el color.

Consciente de la imposibilidad
de recobrar vivencias del pasado
quiero pensar que otra nueva amistad
me aparte de tanto sueño soñado.

Mi riqueza es, un cúmulo de esperanzas
adornado de muchas ilusiones
que bailan inquietas, extrañas danzas
para disimular mis emociones.

Transporto mi pasado como historia
que absorbe mi presente que se escapa
para quedar situado en mi memoria
mientras el futuro, su ausencia, tapa.

Unidos mis tiempos imperativos,
recrean la crónica de mi vida
proclamando unos claros objetivos
en una empresa noble y compartida.
José Teodoro Pérez Gómez
Enero'2 009

5 comentarios:

entreluces dijo...

Te dejo un saludo y no dejes que el pasado distraiga tu presente, es lo único que tenemos.

José Teodoro Pérez Gómez dijo...

Hola, Veo que tu respuesta ha sido inmediata. El pasado, nos distrae un poco el presente a todos, yo creo, sin embargo, cuando se trata de escribir, lo mismo que de pintar o componer música, se recurre a todo tipo de temas.
Agradezco tu respuesta y tu comentario. Que tengas un buen fin de semana.
Saludos cordiales.

Conchi dijo...

José, es estupendo que sigas escribiendo, claro que sí y que los temas sean los que sean sirvan para sacar todo lo bueno que llevamos dentro.
Un abrazo "caluroso"
Conchi

José Teodoro Pérez Gómez dijo...

Conchi, lo importante es "la comunicación", y tú sabes que ésta utiliza diversos medios: desde las señales de humo, los silbidos, incluso (con paciencia) hablando idiomas distintos, la gente llega a entenderse.
La poesía es un medio de expresión estupendo. Hay quién dice que pertenece, dentro de la LIteratura a ls Bellas Artes. Será así, pero lo cierto es que permite expresarse con total libertad abordando cualquier tema por espinoso que sea, con total impunidad.
Agradezco, muchísimo tu visita, tus palabras y tus recomendaciones.
Te deseo unas estupendas, y merecidas vacaciones. Me gusta contactar con personas vocacionales y, creo, que tú lo eres.
Un abrazo desde la Bahía de Cádiz.
JTeodoro

José Teodoro Pérez Gómez dijo...

Conchi, sigo escribiendo, pero mi papelera está hasta el borde de papeles arrugados que he condeanado al olvido porque no me gustan.
Un beso, amiga.